Encontrar el rumbo

Pasaron muchas cosas este año, unas buenas y otras malas. Algunas de las malas aún duelen mucho y es por eso que estoy tratando de enfocar mi mente en las buenas. Todas las cosas buenas han venido del lado de la música, y es por eso que estoy intentando concentrarme principalmente en ella.

El proyecto con el saxofonista Fernando Carranza, Claudio Barbero en batería y mi hermano Marcos Fernández en bajo va a toda marcha. A causa de ciertos problemas que pasé en lo personal son mis guitarras las que van un poco atrasadas, pero voy poniéndome al día.

Hace tiempo que vengo acumulando ideas para un disco solista, pero mi labor como docente, mis problemas personales y el proyecto con Fer lo han ido postergando, pero aún confío en poder llevarlo a término antes de fin de año. Apenas pueda publico un adelanto.

Cuando se pasa por momentos difíciles, lo mejor es enfocarse y tratar de recuperar el rumbo, eso es lo que estoy haciendo ahora mismo.

Viejos nuevos desafíos

Hace pocos días cumplí 46 años y, como suele pasar, comencé a replantearme algunas cosas acerca de mi vida y de mi carrera. No me hizo falta pensar mucho para concluir que no estoy satisfecho y que siento haber desaprovechado mucho tiempo, en especial en lo relacionado con la música. Lo bueno de estos balances es que nos dan la pauta para ver que queremos hacer de aquí en más y, en mi caso, he decidido hacer más música que nunca. Me he propuesto ir mucho más allá en lo creativo y en lo técnico, estudiar más, tocar más, grabar más y siempre estar involucrado en algún proyecto. Este año arrancó positivo en ese aspecto puesto que estoy metido en proyectos lindos e interesantes, pero quisiera dedicarles más tiempo, llevarlos a buen término cuanto antes y mostrarlos. Mis viejos nuevos desafíos, son hacer más y mejor música que nunca y ser todo lo felíz que se pueda.

Fer Carranza Jazz

Desde hace dos semanas vengo ensayando con el saxofonista Fernando Carranza y el baterista Claudio “Lagarto” Barbero en un proyecto encabezado por Fernando, su saxo y sus composiciones. Más recientemente se ha sumado mi hermano Marcos al bajo. Es para mí una linda oportunidad para retornar al ámbito de un grupo, con un género musical que me encanta y que pocas veces he tenido la oportunidad de tocar. Se viene disco y presentaciones varias!

Extraño mi guitarra!

Es frustrante cuando uno se muere de ganas de sentarse a tocar pero no puede por falta de tiempo a causa del trabajo. Eso me pasa todos los días lunes, ocupados casi en su totalidad por mi trabajo como profesor de música en colegios secundarios.

Me estoy involucrando en proyectos musicales muy lindos y me gustaría estar trabajando en ellos. Este jueves ensayo con un grupo de jazz con excelentes músicos y espero llegar con los temas bien aprendidos.